3.9. Texto en la ilustración

Una de las necesidades más habituales cuando decidimos elaborar una ilustración es la introducción de texto con diferentes propósitos. En unos casos porque deseamos incluir una información para los destinatarios, por ejemplo en un cartel anunciador, y en otros porque el texto formará parte de la composición, por ejemplo, a la hora de diseñar un logotipo, aunque no sea con intenciones comerciales, como la cabecera de una sección para incluir en la web. En definitiva, el texto suele ser un elemento normal en este ambiente.

Siguiendo con la construcción del ejemplo, paso a paso, vamos a incorporar el texto a la composición de nuestro distintivo.

3.9.1. La herramienta de texto

En primer lugar pulsaremos sobre la herramienta de texto y haremos clic sobre el documento para fijar el punto de inserción. Esta pulsación no es definitiva, ya que, posteriormente será posible desplazar el bloque de texto hasta el lugar concreto que deba ocupar en la ilustración.

Introducción de texto

Tecleamos el texto a introducir y activamos la ventana de diálogo de Texto y tipografía para elegir la fuente, el estilo y el tamaño de los caracteres.

Nota

El texto, como tal, puede ser escalado y modificado para que se adapte a las condiciones de la ilustración y permite su edición posterior, en cambio, resulta conveniente convertirlo a trazado, así podrá ser recuperado en cualquier ordenador aunque no esté la fuente instalada. Por contra, una vez convertido a trazado no podrá ser editado como texto, sino que su comportamiento será idéntico al de cualquier elemento gráfico que hubiésemos dibujado.

3.9.2. Texto a trazado

Como no tenemos intención de editar el texto posteriormente lo convertiremos a trazado para modificarlo independientemente, como si de un dibujo se tratara. Para ello accedemos al menú Trazo->Objeto a trazo asegurándonos que el elemento se encuentra seleccionado. A continuación elegimos Objeto->Desagrupar y Trazo->Descombinar para poder manipular cada letra como un elemento gráfico diferente.

Texto como elementos independientes

Aquellas letras que posean áreas cerradas, como el caso de la g, seguramente necesitarán que editemos el círculo interior para definir un relleno blanco, debido a que, en la conversión, se asume el relleno por defecto para todos los elementos, en este caso, de color negro.

Relleno rojo

Seleccionamos los trazados de las diferentes letras manteniendo pulsada la tecla Mayúsculas y, mediante la ventana de diálogo Relleno y borde definimos un color rojo para el relleno. Es evidente que podríamos establecer de la misma forma cualquier otro tono de color y utilizar otro espacio diferente.

Sustitución del punto

Pretendemos ahora sustituir el punto de la letra i por el típico círculo con una cruz que se utiliza como marca de registro en las filmadoras de las industrias de reproducción profesional, para ello, seleccionamos el punto original y pulsamos la tecla Supr, elegimos la herramienta para trazar círculos y, manteniendo pulsada la tecla Mayúsculas, dibujamos un círculo de un diámetro aproximadamente igual al grosor de la letra.

Establecemos la línea en color negro no definimos ningún relleno, de momento.

Trazado de líneas

Con la herramienta de creación de líneas trazamos dos diámetros prolongados, uno horizontal y otro vertical. Seguramente la posición y el tipo de línea no coincida, en principio, con nuestro objetivo. No importa, una vez dibujadas, estableceremos la posición exacta, el color y grosor deseados.

Elemento definitivo

Para terminar, decidimos un relleno gris para el círculo y unos trazos de línea algo más finos. Agrupamos todos los elementos y los escalamos hasta que alcancen el tamaño deseado. Este escalado lo haremos con la tecla Control pulsada, para no perder la proporcionalidad.

Selección de fuente

De la misma forma, repetiremos el procedimiento para la palabra digital, en este caso hemos optado por una fuente progenisis porque evoca un ambiente tecnológico muy acorde con el sentido de la ilustración, sin embargo, todo estará en función de las tipografías que se encuentren instaladas en cada equipo en particular.

Aspecto final

De manera similar, manipulamos los elementos de texto individualmente y optamos por alternar los rellenos de letra con colores grises y negros, reservando el rojo para los puntos, intentando obtener un resultado armónico con el resto de la ilustración.

Ilustración completa

Sólo nos queda duplicar el circulo y adaptarlo a la secuencia de colores eliminando el relleno para tener el dibujo terminado.