4.8. Práctica guiada sobre capas

Acercarse con cierta profundidad al dominio del Gimp y todas sus opciones es una misión que rebasa con creces los objetivos y condiciones de este curso, quizás por ello, el lector más ávido lamentará que pasemos de "puntillas" sobre determinados aspectos y herramientas de la aplicación. Nosotros también. Pero serían necesarios un par de cursos como éste para satisfacer esas necesidades.

Sin embargo, no renunciamos a intentar que el lector pueda sobrevivir en este entorno, para ello, nada mejor que entrar de lleno en la aplicación y manipular, tropezar, explorar,... sin miedo, poco podemos estropear, sólo aprender.

Comenzaremos con un práctica guiada para acercarnos a la comprensión del concepto de capa y acercarnos a sus posibilidades. Aprovecharemos también para ir conociendo herramientas, procedimientos y características habituales en esta aplicación.

4.8.1. Nuevo documento

Comenzaremos la práctica trabajando sobre un documento nuevo, para ello accedemos al menú principal de Gimp y elegimos Archivo->Nuevo

Diálogo de nuevo documento

Obtenemos una ventana de diálogo para establecer las características de la nueva imagen, entre las que mencionaremos:

Desde la plantilla. Nos permite cargar una plantilla de imagen previamente almacenada como tal, situada usualmente en el directorio ~/.gimp/templates, aunque podríamos establecer otra ubicación, lógicamente.

Tamaño de la imagen. En esta zona central de la ventana de imagen indicaremos todos los parámetros referentes al tamaño de imagen, tanto para la representación en pantalla (píxeles), como el tamaño de impresión, sin olvidar la resolución, tan estrechamente vinculada a este concepto. En la parte superior derecha podemos observar también dos botones que nos permiten elegir la orientación de la imagen.

Tipo de imagen. Elegiremos RGB o Escala de grises, según el caso, los dos únicos tipos que admite Gimp para las imágenes nuevas, de momento.

Tipo de relleno. El soporte sobre el que dibujar la imagen. Frente, Fondo, se refiere a los colores definidos en la ventana principal de Gimp es ese momento, Blanco, Transparente, son más que evidentes.

Comentario. Permite incluir cualquier comentario en este campo de texto que se guardará como metainformación en el fichero de imagen.

Nueva imagen con fondo transparente

Cuando todos los parámetros estén de acuerdo a nuestras preferencias pulsaremos sobre el botón Aceptar y obtendremos la ventana de imagen correspondiente al documento recién creado, en este caso, observaremos un fondo cuadriculado similar a un tablero de ajedrez indicando que hemos elegido un fondo transparente.

Activamos la ventana Capas desde el menú Diálogos y creamos una nueva capa a la que denominaremos "Capa roja".

4.8.2. Selecciones elípticas

En el menú principal de herramientas de Gimp, elegimos el selector elíptico. Pulsando sobre la ventana de imagen y arrastrando, seleccionaremos un área de esta capa. Este área será apreciable por estar limitada por hormigas marchantes, una línea de puntos en movimiento. Si deseamos que el área sea un círculo perfecto, pulsaremos la tecla Mayúsculas antes de hacer clic para realizar la selección.

Selección circular en nueva capa

4.8.3. Selección del color

Una vez trazada la selección con las dimensiones deseadas, elegimos el color frontal pulsando sobre el icono correspondiente de la ventana principal de herramientas. Obtenemos una ventana de diálogo para establecer el color del primer plano.

Selector de color

Elegir el color puede resultar una tarea sencilla o extremadamente compleja, dependiendo de las circunstancias, en este caso, elegiremos un color rojo en la rueda de Gimp desplazándonos con el cursor sobre la barra de colores y haciendo clic en la zona de la izquierda para establecer el matiz deseado. También podríamos introducir directamente el código hexadecimal del color en el campo de texto correspondiente, que para el color elegido es fa0522

4.8.4. Rellenar selección

Ahora tomaremos la herramienta "Cubo de pintura" y pulsaremos en el interior de la selección, lo que provocará que se rellene el círculo con el color establecido como color frontal.

Capa con círculo rojo

Si observamos la ventana de capas apreciaremos el fondo transparente y la nueva capa recién creada con el círculo rojo en miniatura. Para cambiar el nombre bastaría realizar un doble clic, de modo que el campo "nombre" se convierta en editable para poder teclear un nuevo nombre para la capa.

4.8.5. Selector rectangular

Repetiremos el proceso anterior para crear la "capa azul", cambiando la herramienta para trazar una selección rectangular.

Nueva capa con rectángulo azul

Elegimos un color azul como color frontal y rellenamos la selección de la misma forma que en el caso anterior.

Ahora el rectángulo azul oculta la mitad del círculo rojo, puesto que la capa se encuentra en un nivel superior, como podemos observar en la ventana de capas.

4.8.6. Guardar documento

Es un buen momento para guardar nuestra imagen, igual que es una costumbre muy saludable realizar esta tarea frecuentemente mientras estamos trabajando, evitaremos así desagradables sorpresas si ocurriera un corte eléctrico, por ejemplo.

Accedemos al menú Achivo->Guardar y obtenemos una ventana de diálogo que nos permitirá almacenar la imagen en un directorio de nuestra elección.

Diálogo de guardar imagen

El proceso es similar al que nos encontramos en cualquier otra aplicación, incluso en otros entornos. Quizás la única consideración sea el formato del fichero que, en este caso, debería ser xcf el nativo de Gimp, para permitir conservar los datos de edición y poder continuar con ella más tarde.

En caso de que la ilustración estuviese finalizada, podríamos, además, generar una copia en otro formato gráfico, como JPG o PNG, si fuera necesario. Volveremos sobre esta cuestión fundamental más adelante.

4.8.7. Transparencia de capas

Nos situamos en la ventana de capas y nos aseguramos que la "capa azul" está activa[1], en caso de no ser así, la activamos pulsando sobre su icono.

Desplazamos ahora el manejador de Opacidad hasta situarlo en el 50% o, alternativamente, introducimos este valor en el campo de texto.

Transparencia de capa al 50%

Observaremos cómo se atenúa el color azul del rectángulo dejando adivinar el fondo transparente del documento y la porción de círculo rojo oculto por él.

Podemos variar este nivel de transparencia y contemplar el efecto que produce sobre la ilustración para comprender mejor esta característica.

4.8.8. Orden en las capas

Si, con la capa azul activa pulsamos sobre la flecha situada en la parte inferior de la ventana de capas, cambiaremos el orden de ésta y pasará a situarse por debajo de la capa roja. Igual que si cambiásemos de orden dos hojas de acetato.

Bajar una capa

El efecto ahora es el contrario, lógicamente, la capa roja está situada sobre la capa azul y el círculo impide la visibilidad de parte del rectángulo.

De la misma forma podríamos jugar ahora con la transparencia de la capa roja, dejando entrever mayor o menor porcentaje de la capa azul.

4.8.9. Seleccionar con la herramienta lazo

Esta herramienta permite seleccionar regiones de la imagen libremente dibujando sus límites directamente con el ratón, como si se tratase de un trazo a mano alzada.

Repetimos el proceso anteriormente descrito y creamos una nueva capa para situar en ella un región trazada con esta herramienta que rellenaremos de color amarillo.

Herramienta de selección libre

Accedemos a la ventana de selección del color frontal y establecemos un tono amarillo, por ejemplo, de código hexadecimal fcff08, a continuación, tomamos el conocido Cubo de pintura y rellenamos con este color haciendo clic en cualquier punto interior a ésta región.

Región libre en color amarillo

Si observamos ahora la ventana de capas, la amarilla se encuentra situada en el primer nivel, a continuación, la roja y finalmente la azul, por lo tanto, la visualización en pantalla responde exactamente a este orden. La capa de fondo aún no tiene ningún elemento gráfico.

No estaría de más que practicásemos ahora subiendo y bajando los niveles de estas tres capas para captar mejor esta idea.

4.8.10. Capa de texto

Al editar una imagen compuesta en Gimp, tenemos necesidad en ocasiones de incluir algún elemento de texto. Es conveniente en estos casos tratarlo en una capa diferente para poder corregir o modificar éste de manera independiente.

Tomamos la herramienta de texto haciendo clic sobre su icono en la ventana principal de Gimp y, a continuación fijamos el punto de inserción con otro clic en la ventana de imagen. No importa mucho donde se sitúe inicialmente pues más adelante podremos transformar libremente este elemento.

Mini editor de textos de Gimp

Obtenemos una ventana de diálogo que se comporta como un mini editor de textos donde podemos importar texto desde un fichero, borrar el texto o decidir el orden de inserción de los caracteres.

Opciones de la herramienta de texto

En la ventana de opciones de la herramienta de texto podemos establecer todas las características de este elemento, en esta ocasión hemos elegido una fuente Bitstream Vera Sans Bold con un cuerpo de 24 pt. y color negro

Esta ventana puede que se encuentre empotrada en la ventana principal de Gimp o ser invocada a través del menú Diálogos. También puede obtenerse con la combinación de teclas Mayúsc.+Control+T

Nueva capa de texto

Ahora se encuentra el texto visible en la imagen, pero situado en una capa distinta de un tamaño inferior, como podemos apreciar por la línea de puntos que la delimita.

Esta nueva capa se encuentra en el primer nivel de visualización y en la ventana de capas aparece precedida de un icono diferente al resto para indicar que se trata de una capa de texto.

4.8.11. Transformar una capa

A estas alturas ya tenemos claro este símil de las capas y las hojas de acetato, sin embargo, Gimp admite la posibilidad de trabajar con distintos tamaños de capas en la misma imagen, algo así como si las hojas de acetato tuvieran dimensiones diferentes. La capa de texto creada anteriormente es un buen ejemplo de ésto.

Transformaciones del tamaño de capa

Bajo el menú Capas tenemos, lógicamente todas las opciones de manipulación de este elemento. Nos centraremos en aquellas que afectan a su tamaño.

Siguiendo con nuestra práctica vamos a transformar la capa de texto para que, sin llegar a ocupar toda la imagen, nos permita un cierto juego con los elementos que contiene.

Localizamos las opciones de transformación, bien desde el menú Capas o mediante el botón derecho del ratón sobre la capa de texto en la ventana de diálogo.

Nuevo tamaño de capa

Establecemos unas nuevas dimensiones para la capa de texto y la reubicamos en el conjunto de la imagen utilizando la herramienta de desplazamiento

Capa de texto redimensionada

Existen otras transformaciones que afectan a las capas a través del menú Capa->Transformaciones como la simetría o la rotación, pero que no requieren comentarios especiales pues son suficientemente descriptivas sobre su efecto en la ilustración.

4.8.12. Capa flotante

Es un tipo especial de capa que podríamos denominar virtual que se genera en situaciones transitorias, durante el movimiento o transformación de una capa o parte de ella y al incluir imágenes procedentes de otro fichero, fundamentalmente.

Sólo podemos tener una única capa flotante en un mismo documento y, al finalizar el trabajo con ella hemos de decidir si la incluimos como capa nueva o la "pegamos" en la capa superior, en este caso, los píxeles correspondientes de la capa original se sustituyen por los de la capa flotante y perdemos la posibilidad de continuar con su edición independiente.

Seguimos con nuestra práctica para ilustrar mejor este tipo especial de capas.

Nos disponemos a manipular parcialmente la capa de texto, de modo que la "X" final tenga un mayor tamaño que el resto de letras y se encuentre más cerca y con una alineación inferior más baja.

Diálogo de redimensionado

Elegimos la herramienta de selección rectangular y definimos el área ocupada por la "X" final del texto. A continuación, con la herramienta de escalado, aumentamos su tamaño, "estirando" desde cualquiera de sus vértices.

Nota

Es importante asegurarse en cada momento qué capa se encuentra activa observando la ventana de Capas, pues todas las transformaciones afectarán únicamente a ella.

Una ventana de diálogo nos mostrará la razón del escalado y nos permitirá introducir manualmente las nuevas dimensiones de la zona seleccionada, si es nuestro deseo.

Rejilla de escalado

Simultáneamente, en la ventana de imagen observamos la proporción del escalado, en el contexto de la imagen completa, ayudados por una rejilla que nos indica visualmente la razón horizontal y vertical del mismo

Al aplicar la herramienta, se muestra la transformación realizada en la ventana de imagen, pero si observamos la paleta Capas, podemos reparar en que se ha creado una nueva, es la capa flotante resultado de la transformación.

Capa flotante

Tomamos la herramienta de mover y aproximamos la capa hacia el texto desplazándola inferiormente.

Capa flotante anclada

Una vez satisfechos con la transformación, pulsaremos sobre el icono del ancla situado en la parte inferior de la ventana de capas y, desaparecerá la capa flotante para integrarse sobre la capa de primer nivel.

Nota

Si deseamos trabajar con el área transformada de manera independiente, podemos crear una nueva capa donde ubicar la selección flotante en lugar de integrarla en la capa de primer nivel.

4.8.13. Combinación de capas

Básicamente ya hemos convenido que el trabajo con capas se asemeja a la superposición de hojas de acetato transparentes, sin embargo, esta combinación permite realizarse, además, aplicando determinados efectos sobre la visualización de las zonas donde coinciden pixeles en diferentes capas.

Someramente, los distintos efectos de combinación podríamos describirlos:

El resultado de la combinación de capas depende estrechamente de los valores de los píxeles en las zonas comunes de la imagen atendiendo a distintas características del color, por lo tanto en un plano teórico, quizás resulte un tanto abstracta esta apresurada descripción. La mejor forma de comprender el efecto de cada modo de combinación es realizar prácticas con rellenos en las capas de diferentes matices y tonos de color para constatar el resultado en cada uno de los casos.

Notas

[1]

Apreciable porque se encuentra en modo de vídeo invertido.