3.2. El entorno de trabajo

Cuando accedemos a Inkscape nos encontramos en un ambiente que nos resultará familiar puesto que presenta un aspecto similar al de la mayoría de aplicaciones de edicion, es decir, una ventana donde se ejecuta el programa, con una zona central donde observamos el documento de trabajo representado por una página virtual con las dimensiones establecidas en las Preferencias, flanqueada por las herramientas de la aplicación dispuestas en la parte superior y en la parte lateral izquierda. El menú general se encuentra accesible bajo las típicas entradas Archivo, Edición, Ver,... situadas en el borde superior de la ventana.

Inkscape

La forma de trabajo es la común en cualquier programa de edición: Seleccionamos la herramienta con un clic del ratón y creamos el elemento correspondiente en el documento. Más tarde, mediante las distintas opciones habilitadas modificaremos sus atributos.

Finalmente guardaremos el trabajo en formato SVG (Scalable Vector Graphics), nativo de Inkscape que nos permitirá una edición posterior o podemos generar una copia en formato gráfico PNG, en mapa de bits, que puede ser incluida como ilustración en cualquier documento o editada por otros programas gráficos como el Gimp.