2.4. Uso del escáner

XSane es una herramienta gráfica que permite obtener archivos digitales a partir de documentos introducidos a través de un escáner conectado a nuestro ordenador.

La aplicación se distribuye en el escritorio en diferentes ventanas mediante las que podemos tener un control total sobre el proceso de captura y digitalización. Estas ventanas pueden ser mostradas u ocultadas a voluntad dependiendo de que sea o no necesario intervenir en la corrección de los parámetros que controla cada una de ellas.

Este comportamiento que consiste en colocar las opciones de la aplicación en ventanas flotantes distintas, es normal en el ámbito de los programas relacionados con el diseño gráfico, puesto que persiguen dejar la mayor parte de la pantalla libre para la visualización de la imagen digitalizada.

Existen otras interfaces de captura de imágenes a través del escáner, incluso algunos fabricantes[1] distribuyen sus propias aplicaciones para GNU/Linux, sin embargo XSane es, probablemente la más completa entre las que ofrecen un acceso en general a cualquier modelo de escáner.

2.4.1. La aplicación XSane

Para utilizar XSane es necesario, amén de que se encuentre correctamente instalado, que esté en funcionamiento el entorno gráfico, ya que se trata de una herramienta de este tipo para interactuar con el escáner.

Normalmente está accesible bajo el submenú Gráficos, aunque pudiera variar dependiendo de la distribución, sin embargo, siempre podemos invocarla mediante una terminal gráfica tecleando:

grimaldos@ron:~$ xsane &

Terminal gráfica para invocar a XSane.

Con esta instrucción[2] se ejecuta la aplicación y obtenemos sus distintas ventanas de herramientas en el escritorio:

XSane en ejecución con sus diferentes ventanas.

2.4.2. Las ventanas de XSane

Cuando ejecutamos XSane aparecen en el escritorio una serie de ventanas que forman parte de la interfaz de la aplicación. Cada una de ellas nos permite el control de alguna característica concreta del proceso de captura, con la posibilidad de elegir su visualización dependiendo de nuestras necesidades.

2.4.2.1. La ventana principal

Contiene el menú general de XSane clasificado bajo cuatro entradas situadas en la parte superior:

  • Archivo. Que contiene dos acciones: Mostrar información sobre algún archivo que se encuentre cargado en la aplicación, o bien, abandonar el programa.

  • Preferencias. Donde accederemos para configurar las opciones generales que afectan al comportamiento de la aplicación.

  • Ver. Para decidir las ventanas de XSane que queremos mostrar/ocultar.

  • Ayuda. Que contiene varios enlaces a la documentación de la aplicación, tanto instalada en el disco local, como en Internet.

Ventana principal de XSane.

A continuación del menú general, encontramos las opciones de XSane donde establecer las características de la captura, como la resolución, el modo, el origen y las correcciones de la imagen, entre otras.

Finalmente, en la parte inferior de la ventana se encuentra el botón para iniciar la captura junto a las barras informativas relativas al proceso.

2.4.2.2. La ventana de vista previa

En este lugar XSane nos muestra la previsualización de los documentos que tengamos introducidos en el escáner.

Ventana de previsualización.

Pulsando sobre el botón Adquirir vista previa obtendremos una imagen completa del contenido del área de captura del escáner que podemos seleccionar a voluntad para escanear únicamente la zona que nos interese.

2.4.2.3. Histograma

En esta ventana se muestra un gráfico de la densidad de color que contiene el área seleccionada en la ventana de vista previa. La parte superior corresponde al mapa de color de la imagen original y la parte inferior se refiere a la imagen retocada según lo establecido en las opciones de captura.

Ventana del histograma.

Junto a la representación gráfica de la densidad del color se encuentran los manejadores que nos permitirán manipular los parámetros de color y controlar manualmente esta circunstancia a la hora de capturar una imagen concreta.

2.4.2.4. La ventana de opciones estándar

XSane nos permite, en esta ventana, establecer los parámetros generales relativos a la captura, como la profundidad de bits, el brillo, contraste y las correcciones de color básicas.

Ventana de opciones estándar.

Si necesitamos un mayor control sobre estos valores, hemos de acceder a la ventana de opciones avanzadas para establecer un nivel de preferencias más preciso en este sentido.

2.4.2.5. La ventana de opciones avanzadas

El contenido de esta ventana depende exclusivamente del modelo de escáner que estamos utilizando, por lo tanto, no se trata de unas características propias de XSane sino que son específicas del dispositivo y del driver que lo controla.

Ventana de opciones avanzadas.

En este caso, por ejemplo, podemos realizar la captura usando el efecto espejo, manipular el nivel de ampliación o establecer manualmente el área de digitalización.

2.4.3. Obtener una imagen

Las posibilidades de uso que ofrece un escáner son muy elevadas, incluso los modelos de gama baja presentan actualmente una gran varidad de opciones y ofrecen niveles de calidad más que aceptables.

En otros sistemas, el escáner suele venir acompañado de controlador para el dispositivo y de un software de captura de imagen específico, en muchos casos con una cantidad de opciones totalmente prescindibles, junto a versiones obsoletas de algún programa más o menos popular de retoque de imágenes. Todo ello para dar una impresión de valor añadido a la compra del periférico.

En GNU/Linux y en Guadalinex la filosofía es muy distinta. Se trata de conseguir un acceso universal para los dispositivos y un sólo programa para la obtención de la imagen, es decir, menos proliferación de pequeñas utilidades pero tratando de conseguir herramientas sólidas que realicen bien su trabajo.

No obstante, XSane también posee multitud de opciones para definir y personalizar los ajustes de cada captura. Intentaremos, mediante un ejemplo concreto, describir los más importantes proporcionando unas pautas para establecer los parámetros más decisivos en la calidad de la imagen escaneada.

2.4.3.1. Modo de captura

Colocamos el original sobre la superficie del escáner e invocamos a XSane. Nos situamos sobre la ventana principal y pulsamos sobre el menú desplegable junto a la opción "XSane mode".

Modos de XSane.

Obtenemos varias posibilidades para indicarle a XSane qué hacer con la imagen digitalizada:

  • Viewer o Visor. En este modo, XSane nos muestra la imagen en un visor interno que nos permitirá comprobar las condiciones de la captura y decidir si guardamos la ilustración o la descartamos. También tenemos la posibilidad de efectuar algunas transformaciones elementales en la imagen.

  • Save o Guardar. Esta opción provocaría que XSane almacenara directamente en el disco duro la imagen escaneada, con las opciones establecidas en las preferencias de la aplicación.

  • Copy o Copiar. XSane enviaría directamente la imagen a la impresora. No es una opción muy recomendable, a menos que tengamos mucha seguridad en lo que estamos haciendo.

  • Fax. En caso de tener algún programa de fax correctamente configurado en el sistema, XSane lo usaría para enviar la imagen tras la captura.

  • E-mail. Igual que en el caso anterior, utilizaría el cliente de correo electrónico predeterminado en el sistema para remitir la imagen obtenida.

Bien, en la mayoría de los casos, utilizaremos el Visor para asegurarnos que la imagen ha sido obtenida correctamente y la guardaremos posteriormente en el lugar y en el formato que más nos interese.

2.4.3.2. Tipo de imagen

Con esta opción le indicamos a XSane el tipo de imagen original que vamos a obtener.

Estableceremos el tipo de imagen original.

  • Binario. Cuando el original tenga 1 bit de profundidad, es decir, blanco o negro sin que posea tonos intermedios.

  • Gris. Para las imágenes en escala de grises, o sea, en un sólo color pero con muchas tonalidades posibles para éste, por ejemplo, una fotografía antigua en blanco y negro.

  • Color. El tipo normal de cualquier ilustración en colores con toda la gama cromática.

2.4.3.3. Tipo de soporte

Se refiere al medio desde el cual se producirá la captura, fundamentalmente si se trata de una fotografía a todo color, una transparencia o una imagen procedente del negativo de un carrete de fotos convencional. En este último caso, la aplicación suele incorporar unos preajustes de mejora para los tipos de película que se usan con mayor frecuencia.

Tipo de soporte donde se encuentra la imagen original.

2.4.3.4. Resolución de la captura

Quizás sea el ajuste más delicado. De él depende decisivamente la calidad final de la imagen obtenida, por eso es muy importante establecer una resolución adecuada en este momento.

Para elegir un valor óptimo tenemos que considerar el destino final de la imagen, tanto el medio de representación como el tamaño de ésta. Así pues si consideramos que la imagen no va a ser ampliada, es decir, que la vamos a reproducir a su tamaño original, podemos apuntar los siguientes valores según el dispositivo de salida:

  • Monitor. Entre 75 y 100 ppi, teniendo en cuenta que los monitores suelen tener una capacidad de representación de 75 ppi, salvo algunos de mejor calidad como los Apple Macintosh ™ que poseen 90 ppi.Es la resolución adecuada para las imágenes destinadas exclusivamente a la web.

  • Impresora de tinta. Si la imagen va a ser reproducida en una impresora de tinta, la resolución adecuada estaría entre 100 y 150 ppi, en función de las capacidades del modelo de impresora.

  • Impresora láser. Para una impresora láser, la imagen debe tener una resolución entre 150 y 200 ppi, al margen de que se trate de impresoras monocromo o en color.

  • Reproducción profesional. Si el destino de la imagen es la reproducción profesional en alguna industria de impresión offset, entonces la resolución debe establecerse entre 250 y 350 ppi.

Resolución de la imagen a escanear.

Los datos orientativos proporcionados anteriormente están referidos a la resolución de la imagen a su tamaño final de representación, es decir, si la imagen debe ser ampliada respecto al su formato original hemos de tener en cuenta también esta circunstancia. Por ejemplo, una imagen que deba reproducirse en una impresora de tinta con calidad foto con una resolución de 150 ppi, al doble de su tamaño real, debe ser obtenida a 300 ppi, de forma que al duplicar su tamaño y se reduzca, por tanto su resolución a la mitad, se mantenga la calidad necesaria.

En el caso de una imagen que tenga varios destinos, por ejemplo que se incorpore a una página web y también a un material impreso, realizaremos la captura teniendo en cuenta las condiciones más exigentes, puesto que, generar una versión con menor calidad siempre será posible, mientras que si la imagen no tiene resolución suficiente, será imposible aumentarla de forma solvente.

2.4.3.5. Otras mejoras

XSane también es capaz de controlar otros parámetros de realce a la hora de capturar una imagen, sin embargo, estas mejoras no resultan tan imprescindibles ni influyen en exceso sobre la calidad final, en más, en muchos casos resulta más conveniente realizarlas en el Gimp, con herramientas más avanzadas y con un mayor control sobre el proceso.

Otros ajustes de la imagen.

Generalmente será suficiente con establecer los ajustes automáticos para que XSane determine los valores más adecuados, según las condiciones de la captura.

Notas

[1]

Epson Corporation proporciona drivers para GNU/Linux de todos sus productos, incluida la propia interfaz de acceso a sus modelos de escáner.

[2]

El símbolo & es opcional y sirve para que el proceso de ejecución de XSane se realice en un segundo plano y quede operativa la terminal gráfica utilizada.