1.4. La cuestión del color

Hemos de tener en cuenta que el ojo humano percibe los colores según la longitud de onda de la luz que le llega. La luz que contiene todo el espectro de color aparece como luz blanca, mientras que la ausencia de luz es percibida por nuestro ojo como el color negro. Sin embargo, Las propiedades del color pueden ser definidas matemáticamente usando un "modo de color" de forma que éste pueda ser capturado y clasificado.

Nota

El estándar de color. Existe desde el año 1976 en que fue definido por la CIE Lab (Commission Internationale de l'Eclairage) y era el "modo de color" CIE L*a*b, una representación numérica de todos los colores visibles, a partir de una base matemática creada en 1931 por el mismo organismo, la CIE, cuando el tratamiento digital de las imágenes no era ni siquiera un sueño.

Fundamentalmente existen cuatro modos de color: HSB (tono, saturación y brillo), RGB (red, green y blue o RVA, rojo, verde y azul), CMYK (cián, magenta, amarillo y negro) y el modo L*a*b*.

Hay quien distingue dos dimensiones en el color: una sensorial y otra objetiva. Atendiendiendo a la primera de las acepciones el color sería algo muy personal y dependería hasta de ¡nuestro propio estado de ánimo! En cuanto a la segunda podría definirse como la modificación física que sufre la luz mediante agentes colorantes, percibida por el ojo humano y procesada e interpretada en el cerebro (no parece tan objetiva). Sin embargo parece haber consenso en que interviene:

1.4.1. Color HSB

Está basado en el modo en que el ojo humano percibe el color, por lo tanto se trata del modo más "natural" y atiende a tres características fundamentales:

Algunas aplicaciones muestran este espacio de color en una "barra de colores" y se refieren a él como HSV (V, de valor)

1.4.2. Color RGB

Este modo es el más cercano ya que es el usado en la iluminación artificial y en la mayoría de monitores y pantallas gráficas proporcionando la mayoría del espectro visible mezclando las luces generadas por fósforos rojos, verdes y azules. Estos tres colores primarios crean el blanco cuando se combinan simultáneamente por eso se llaman también "aditivos".

Espacio de color RGB

Al mezclarse dos a dos, crean los colores secundarios. Al mezclarse luz verde con azul se obtiene el cián, con la luz roja y azul se logra el magenta y usando luz roja y verde observaremos un llamativo amarillo. Si la mezcla es en diferentes proporciones de estos colores básicos se van originando los diferentes tonos de la gama del espectro.

Nota

Realmente el negro del monitor no es tal, sino más bien un verde oscuro o gris amarronado debido a que no puede evitarse cierta emisión dispersa de luz. La gama de color de cualquier monitor es más reducida que la que ofrece el mundo natural debido a la limitación de los revestimientos de fósforo de la pantalla.

1.4.3. Color CMYK

Este sistema responde a una idea totalmente opuesta al anterior, puesto que, en vez de basarse en una fuente de luz para generar las mezclas de los colores primarios, se basa en la propiedad de la tinta impresa en papel de absorber la luz que recibe.

Cuando una luz blanca incide sobre tintas translúcidas, éstas absorben parte del espectro de modo que el color no absorbido se refleja. En el plano teórico, los pigmentos mezclados de cián, magenta y amarillo deberían absorber todo el espectro, produciendo, en consecuencia, negro. Por esta razón son llamados "colores sutractivos". En la práctica todas las tintas contienen impurezas y ello ocasiona que la mezcla genere un color marrón oscruro, siendo necesario perfilar con tinta negra para conseguir un color negro auténtico.

Espacio de color CMYK

Esta clasificación o modo de color es el estándar usado en la reproducción de imágenes impresas en cuatricomía que se fundamenta en la mezcla de diferentes proporciones de cián (C), magenta (M), amarillo (Y, de yellow) y negro (K).[1]

1.4.4. Color L*a*b

Este modo se basa en un estándar desarrollado por la CIE y diseñado para ser "independiente del dispositivo", es decir, crea colores persistentes e inalterables por el medio de salida de la imagen, ya sea una impresora o un monitor.

Espacio de color L*a*b

Consiste en una "luminancia" o componente de luminosidad (L) junto a dos componentes cromáticos el "a" que va de verde a rojo y el "b" que va de azul a amarillo, prácticamente lo que ocurre con los colores opuestos de la "rueda de color".

Este modo de color es el que presenta una "gama de color" más amplia que incluye a las gamas de los modos RGB y CMYK. Además es usado internamente por cualquier aplicación "seria" de retoque fotográfico para transformar imágenes de un modo de color a otro.

Nota

Corrección digital del color con L*a*b. Disponemos de los datos Lab de color de una imagen que es capturada por un escáner o cámara digital con su correspondiente perfil de dispositivo, conocemos la máquina donde se va a imprimir que a su vez posee su propio perfil en relación al estándar Lab, entonces la computadora aplica las correcciones necesarias para soslayar la pérdida o alteración de colores en base a los perfiles de los dispositivos involucrados utilizando un software específico llamado Color Management. Apple Macintosh equipó de serie a sus computadoras con el software ColorSync a principios del año 1995 mientras que Windows 98 es la primera versión que acepta este tipo de software, lo que explica el dominio de Apple en los ámbitos del diseño gráfico.

Notas

[1]

Se usa la letra "K" de blacK para no confundir la "B" de blue.