10. ¿Por qué usar software libre?

Ahora bien. Nos estamos refiriendo contínuamente al carácter libre de Guadalinex y es momento de cuestionarnos ¿qué significa libre?

No se trata de la mera sustitución de un sistema por otro. Es algo más. Este cambio conlleva toda una filosofía de entender el conocimiento y sus factores de generación y desarrollo.

Tal vez una forma de comprender esta idea sea reparar en el compromiso que adquirimos cuando usamos software propietario. El software libre puede considerarse como la negación de todas y cada una de esas restricciones.

Cuando un programa es software libre puede estudiarse, modificarse, mejorarse puesto que hay acceso al código fuente, además, su licencia permite la libre redistribución del programa en sí o de sus mejoras.

Esta circunstancia que ahora puede parecer extraña fue así desde el comienzo de la computación, sin embargo la presión y los intereses comerciales de la gran industria nos han ido acostumbrando a confundir producto con servicio.

El modelo bazar de generación de software en los entornos libres tiene unos rasgos muy interesantes desde el punto de vista educativo.

La propiedad no la otrorga una escritura notarial justa o injusta, sino que nace del reconocimiento democrático a través de la cualificación profesional.

Es un entorno colaborativo donde se respeta la diversidad, todos son importantes y se ocupan de la parcela que dominan. Unos escriben código, otros documentan, otros prueban y detectan errores, en definitiva cada uno juega su papel y contribuye a la mejora y evolución del proyecto.

El consenso está garantizado "de facto" puesto que nadie puede imponer una dirección concreta sin que los demás la asuman como válida. Conceptos como la solidaridad forman parte natural del entorno. Todo se comparte y todos se enriquecen.

10.1. Mitos sobre el software libre

Circulan muchos "mitos interesados" en torno al SL. Mitos fomentados por la industria temerosa de perder una suculenta forma de negocio. En la mayoría de los casos se trata de acusaciones infantiles y, a todas luces, carentes de sentido, sin embargo, a fuerza de insistir intentan dotarlas de credibilidad.

Si confundimos intuitivo con acostumbrado, entonces GNU/Linux es tan intuitivo como cualquier otro sistema. Por ejemplo, yo transito frecuentemente entre entornos Mac y GNU/Linux en diferentes aplicaciones. Para "seleccionar todo", todas las aplicaciones utilizan el atajo de teclado Control+A, pues bien, MSWord Control+E, en contra de toda costumbre.

Sin embargo, intiuitivo no es eso, debe ser la percepción clara e instantánea de una idea. En ese ámbito es SL es mucho más intuitivo porque no se preocupa de realizar programas propios que vicien al usuario y lo conviertan en dependiente de unas rutinas determinadas.

Cualquier sistema informático, tratado en profundidad es comprensible sólo para expertos, sin embargo a nivel de productividad hemos dejado claro que el comportamiento de Guadalinex no difiere esencialmente de ningún otro sistema conocido. Esta afirmación necesita poco comentario. Es una práctica indeseable formar a nuestros alumnos en la vulneración de la ley.

Frecuentemente se esgrime este argumento: "En el entorno laboral se van a encontrar con windows". Pues precisamente, lo contrario es lo que de verdad empobrece y esclaviza, pues estaríamos formando personas dependientes de un sólo sistema. ¿Se imaginan una autoescuela que enseñase a conducir coches de una determinada marca? ¿Enseñamos a sumar o a apretar la tecla +? ¿Si predicamos solidaridad, cómo adiestramos en herramientas que no se pueden compartir?

En cualquier caso, un alumno que aprenda informática usando GNU/Linux tarda pocos minutos en dominar cualquier otro sistema.

Si un periférico no está soportado por GNU/Linux, no lo compre. Así de sencillo, hemos de exigir a los fabricantes productos de calidad que cumplan todas las especificaciones, éstos siempre estarán soportados. En cambio los pseudodispositivos, como los winmodems, no son un material de calidad y no merece la pena perder el tiempo con ellos.

¿Para qué quiero yo el código fuente si no poseo el conocimiento para entenderlo? Es la única forma de asegurarnos del correcto funcionamiento de un programa informático y de comprobar que no realiza tareas no documentadas. Recientemente se han detectado misteriosos correos enviados por Windows XP conteniendo información acerca del equipo informático y de las preferencias de navegación del usuario. Se ha especulado con la inteligencia norteamericana y con la propia Microsoft como destinatarios de estos correos, sin embargo, pese a la negativa de estos organismos la no disponibilidad del código arrojan una importante sombra sobre estos hechos.

Puertas traseras de esta naturaleza se han descubierto en otras aplicaciones comerciales y cerradas, sin embargo cuando el sistema es transparente es más difícil que se de esta circunstancia.

Especialmente preocupante es el caso de la administración pública, como depositaria y garante de ciertos datos comprometedores de sus ciudadanos. Aquí no deben correrse riesgos ni caer en manos del capricho o interés de una compañía comercial.

Otro tanto ocurre en la pequeña y mediana empresa. Imaginemos un programa de contabilidad propietario. La empresa que lo implemente está condenada a la dependencia absoluta. Sus datos estarán cautivos sin posibilidad de cambiar de proveedor teniendo que esperar y pagar arbitrariamente por las actualizaciones, cada cambio o modificación en la ley de contabilidad.

El SL, tanto por su carácter como por su modelo se ajusta como un guante a los entornos educativos donde el conocimiento debe fluir libre, aportando valores muy apreciables que no se dan en el software propietario.

Si adiestramos en herramientas privativas caemos en un círculo de dependencia creado por los fabricantes, tanto de software como de hardware. La industria no busca compartir el conocimiento, sino hacer negocio con él.

Su política de acceso y la gestión de los recursos hace de GNU/Linux un sistema de fácil administración. ¿Cuánto dura la estabilidad en los sistemas de un aula de informática equipados con Windows?

Y, para colmo, todo es gratis y legal.

Aquí puede consultar las diapositivas de la intervención